En el umbral de la gordura

Hoy fui a la peluquería, no hay nada que disfrute más que pagar para que manoseen mi pelo. Mientras me miraba en el espejo, bata y kilos de más puestos, pensaba cuánto más linda me vería con mi nuevo corte de pelo si mi cara no estuviera tan redonda. Acto seguido empecé a sentirme incómoda, como un elefante adentro de una cajita de fósforos. A mi izquierda tenía a una chica bastante flaca  y a mi derecha a una chica bastante gorda. Ambas actuaban con mucha soltura, muy cómodas con ellas mismas. Y en el medio yo, con mis 18 kilos de más, sin saber de qué lado pararme. No puedo actuar como una persona conforme con mi cuerpo por que no lo estoy, sigo usando cosas sueltas y camperas para tapar mis brazos aún con 25°. Pero tampoco me asumo como obesa feliz. Estoy justo en el medio del umbral de la gordura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s