La dieta

Nunca pude mantener una dieta más de una semana. Tampoco tuve jamás 20 kilos de sobrepeso. Ni un millón de dólares.

Mañana empiezo un plan de ocho semanas. No es mágico, no planeo morir de hambre y se ajusta perfecto a la cantidad de semanas que me quedan antes de la fiesta. Tengo el material online e impreso pero decidí escribirlo todo en un cuaderno como si eso ayudara a mi fuerza de voluntad a cumplirlo.

La segunda parte del plan consiste en ponerle contraseña a la heladera y que la única manera de abrirla sea nombrar canciones de los Redonditos de Ricota. También planeo denunciar secretamente al chino de abajo por apagar heladeras durante la noche para que lo clausuren y me ayude a no sucumbir ante tentaciones.

Escribo todo esto mientras hago desaparecer con mi boca cinco cookies gigantes como despedida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s